Todo por decidir en la vuelta de las semifinales de Champions League

Todo por decidir en la vuelta de las semifinales de Champions League

Todo por decidir aún tras los partidos de ida de semifinales de la Champions League. Bayern de Múnich y Real Madrid empataron a dos y el Borussia Dortmund ganó por la mínima al PSG (1-0). La próxima semana se cerrará esta penúltima ronda y se conocerán los equipos que acudirán el próximo 1 de junio a Wembley para disputar la gran final.

El Real Madrid salió vivo de Múnich tras un ejercicio más de supervivencia de los de Carlo Ancelotti. El conjunto madridista demostró al mundo de nuevo que sabe sufrir, resistir, adaptarse y leer los partidos de la máxima competición europea como nadie.

Aunque los alemanes entraron mucho mejor al partido y gozaron de distintas ocasiones para ponerse por delante, el Madrid golpeó primero. Una sencilla conducción de Kroos acompañada de un magnífico pase al hueco que solo vio él en un Allianz lleno hasta la bandera (más de 75 mil espectadores), habilitó a Vinicius Jr para que anotara el 0-1. Tras el gol, los españoles se hicieron poco a poco con el control del encuentro, aunque la amenaza bávara estaba presente en cada contragolpe.

El inicio de la segunda mitad fue opuesto al de la primera. Dominio blanco que no se materializó en el segundo tanto y un Bayern a priori incómodo que, en apenas cinco minutos, giró el marcador por completo. Un golazo de Leroy Sané, tras una clásica jugada que firmaría un viejo conocido del Allianz como Robben, y un penalti que transformó Kane (provocado por Musiala), giraron la tortilla y el resultado pasó a estar del lado de los teutones. El Bayern, al igual que el Madrid, es un equipo que en competición europea no entiende de estados de forma ni de ánimo. La competitividad en Europa va implícita en su idiosincrasia. Cuando peor estaba remontó el choque e incluso pudo anotar un tercer gol que evitó Lunin en un par de ocasiones.

En los minutos finales se juntaron Rodrygo y Vinicius para inventarse una gran jugada que acabaría con penalti a favor de los blancos. Lo transformaría Vini para sellar el empate y su doblete personal. Con el 2-2 está todo por decidir de cara al partido de vuelta. Si bien es cierto que el Real Madrid con este resultado y jugando en el Bernabéu es claro favorito para llegar a la gran final de Wembley, al Bayern nunca se le puede dar por muerto.

La otra semifinal entre Borussia Dortmund y PSG dejó la mayor sorpresa de esta ronda hasta el momento. Los alemanes, contra todo pronóstico, se impusieron por 1-0. Aun así, para llegar a Wembley deberán resistir las embestidas del conjunto parisino, que jugará la vuelta como local, con su público.

El partido fue muy abierto y con múltiples ocasiones para ambos conjuntos. Si bien es cierto que durante más tramos fue superior el PSG y tuvo gran variedad de ocasiones para anotar, en muchos momentos, el cuadro alemán generó mucho peligro. Julian Brant y Jadon Sancho estuvieron de dulce y fueron una amenaza constante para la zaga gala, sin embargo, fue Niclas Füllkrug quien anotó el único tanto de la noche. Empezó el BVB apretando muy arriba y con alguna ocasión que avisaba a los parisinos, los cuales no acababan de entrar al partido. Pasada la primera media hora llegó el único gol, de la mano del ya mencionado Füllkrug.

Nada más comenzar el segundo tramo el PSG apretó mucho, pero no llego a ahogar a un Dortmund que resistió. Dos palos en apenas 15 segundos de la mano de Mbappé y Achraf paralizaron los corazones de los aproximadamente 80 mil hinchas alemanes. La segunda parte fue muy abierta con alternancia de ocasiones en ambas metas, pero ni unos lograron igualar el encuentro, ni otros cerrarlo. Se decidirá todo en Paris.